Content

¡Elige una de las siguientes novelas para empezar a leerla!

Luz sobre Oscuridad Capitulo 1: Eric Anderson.

17/2/16
"Era la pasarela mas grande de todas y mi ropa era la protagonista. Las etiquetas decían Stella. Hermoso, ¿Verdad?

-Y ahora, la diseñadora mas bellas de todas nos trae la colección Primavera-Verano ¿Qué tienes para contarnos? ¿En que te inspiraste?

-George, gracias por esa presentación. lo que puedo decirte es que me inspire sola y únicamente en mi belleza

-Tu eres mi belleza -grito un chico del publico

-Y tu eres un bombón, bueno George que te puedo decir ¡Amo la moda! -le di una de mis radiantes sonrisas

-¡Stella! -me grito el mismo chico, esta vez salto al escenario y pude ver que se trataba de Eric Anderson, el chico mas lindo de toda la escuela. ¡No lo podía creer! -Cásate conmigo por favor, eres hermosa y solo eso me basta para darme cuenta que no puedo vivir sin ti -me entrego una rosa -¿Aceptas?

Estaba atónita, acepte la rosa, la olí y sonreí. inmediatamente y por arte de magia había cambiado el escenario. Estaba dentro de la iglesia con un vestido de novias que había diseñado algún dia. Él estaba con esmoquin, se veía muy guapo.

-Quien piensa que esta boda no deba realizarse, que hable ahora o calle para siempre.

-¡Stella! ¡Stella!

-¿Qué? -me di la vuelta para ver el publico, mi padre estaba levantado de su asiento -¿Que pasa?

-¡Stella! ¡Vamos hija, se hace tarde para la escuela!

-¿La escuela?

-¡Sí!"


Abrí los ojos, me encontraba en mi habitación. Un odio enorme salio de mis poros, estaba a punto de decir el "si" cuando mi padre se le ocurre interponerme.

-¿Qué pasa? -lo mire con el ceño fruncido

-Vamos, ¿Cuantas veces tengo que hablarte?

-Ah ¡Papá! Me despertaste -me deje caer en la cama y puse un almohadón encima de mi cabeza -Estaba soñando algo hermoso

-Lo siento, podrás volver a soñar hoy en la noche, ahora por favor levántate -dijo abriendo las cortinas y levantando mis sabanas -Tienes quince minutos -cerro la puerta detrás de él. 

-Oh, Eric Anderson, nos casaremos mañana


Me fui al cuarto de baño, encendí el agua y luego deje que el agua tibia se llevara mis ganas de seguir durmiendo por las cañerías.

¿Que me pondré hoy?

Había soñado con Eric Anderson y estaba pensando seriamente en hablarle hoy para hacer algo. eramos amigos pero esta vez le hablaría para ser algo mas, realmente me atraía este chico. El era alto, cabello negro, ojos azules, tes blanca e increíblemente lindo conmigo. 

Encontré una polera de encaje transparente blanca, y unos pantalones naranja, mi color favorito. Unos zapatos de plataforma del mismo color de la polera. Me seque el pero con la toalla y luego me maquille.


-Estoy lista -dije bajando la escalera y sentándome en el taburete de la cocina.

-Todos los días has llegado tarde a la escuela, hoy no sera la ocacion. la directora me llamo -dijo mi padre con un leve fruncido en el ceño.

-Lo siento, pero es que las calles se llenan de trafico.

-Pues entonces levántense mas temprano -el mastico su sándwich -hoy tengo algunas cosas que hacer, quizás vuelva mañana por la tarde, podrías quedarte en la casa de Lindsay. Voy a llamar a su madre hoy.

-O que Lindsay se quede aquí ¿Puede venir Ashley también? Haremos pijamada -le pregunte con las manos entrelazadas. esta noche sera perfecta para coquetear con Eric. Sonreí de oreja a oreja -Por favor. 

-Esta bien pero no hagan mucho ruido y nadie mas entrara a excepción de ellas dos ¿Entendido?

-Si -dije cruzando los dedos por detrás de mi espalda. luego lo abrace, me senté y tome la leche para verterla en el vaso -¿A donde vas esta vez?

-Voy a México, me pidieron que este allá esta noche -dijo ojeando el periódico

-eso queda muy lejos 

-por eso regresare mañana en la noche

-Ah... -mire la hora en mi celular -me voy, se hace tarde -Tome mi tostada -Ashley me espera afuera, te quiero -lo bese en la mejilla

-¡También yo -me grito por detrás de mi espalda -si pasa algo, me llamas!

-¡Ok! ¡Adiós! -grite por encima de mi hombro antes de cerrar la puerta.


En el auto...

-Tengo una noticia para ustedes -les dije a las chicas en tono cantarín -mi padre se va de viaje, vuelve mañana

-Mañana -se le ilumino la mente a Ashley -ya no veía la hora cuando tendríamos una fiesta

-Si, pero hay que ser cuidadosas, le hice prometer que solo ustedes se quedaran en casa

-bueno, pero no tiene por qué enterarse ¿Verdad?

-Creo que es mala idea, recuerda la ultima vez que hubo una, llego la policía

-Ay no seas tan dramática Lindsay -dijo Ashley -estas vez seremos cuidadosas

-Ademas que hay alguien a quien quiero invitar -dije -acabo de tener un sueño con el y tiene que estar aquí esta noche.

-¿Eric Anderson? -dijeron las dos al unisono

-Eric Anderson -sonreí -¿No es un guapetón?

-Es una hermosura -me dijo Ashley -si no te murieras por el, ese hombre seria mio

-Lo se, pero la diferencia entre tu y yo es que yo soy mas hermosa y no tengo novio, en cambio, tu si tienes

-Que amable

-Gracias. Tengo que hacer que se enamore de mi ¿Como no podrá hacerlo con esta belleza por delante? -recorrí mi mano por delante de mi figura.

-estas loca -rieron las dos.


Mis amigas eran las mejores. Por una parte estaba Lindsay, mi mejor amiga desde el jardín de infantes, una chica de cabello castaño, ojos pardos, era mas o menos alta, muy simpática, protectora, buena amiga, era mas bien callada, pero cuando había que divertirse lo hacia junto a nosotras dos; le iba bien en Ed. Física, Matemáticas, Historia, Astronomía. vivía a unas cuantas manzanas de mi, su casa era grande y hermosa, ella vivía con su madre la cual siempre viajaba y nunca estaba con ella, su padre había fallecido en un accidente cuando nosotras eramos pequeñas, asique mi padre se comporta como el suyo, al igual que su madre como la mía. mi madre nunca la conocí y es porque al igual que el padre de ella, había muerto cuando yo nací...

Ashley era el alma de la fiesta, claro después de mi. Ella tenia el pelo rizado y rubio, ojos verdes, bajita, también es simpática, amable, creativa, a veces muy agresiva pero sobre todo buena amiga. A ella le iba bien en Natación, Biología, Física y Astronomía. vive casi cerca de nosotros, a tres manzanas por detrás del parque que esta a unas cuadras de mi casa. Tiene auto y adora las fiestas tanto como yo. Nos conocemos desde el primer año de secundaria y vive con sus dos padres. 

En North Shore School yo era la chica mas radiante, no era la mas popular pero aun así era mas hermosa y bella. casa chica lo podía ver, los chicos estaban babosos por mí.

Hoy era miércoles y me tocaba el horario mas extenso de todo mi año académico. Primero me tocaba la asignatura que destruía toda mi existencia, matemáticas. 

-Hey Stella -me alcanzo una de las chicas -¿Tienes los apuntes de Biología?

-¿De verdad crees que yo los tendría?

Me quedo mirando con el ceño fruncido -Solo tienes que ser mas amable

-Soy amable, pero soy la persona menos indicada para darte esa respuesta, sabes que mis notas son un fracaso

-Debes poner mas atención

-No puedo -hice un puchero -simplemente mi vida no esta, no estoy hecha para esto. Creo que soy de otro universo 

-No seas exagerada, en alguna asignatura debe irte bien 

-si, en moda

-esa no la tenemos, que tal educación física

-yo no sirvo para deportes, o al menos si pero no me gusta sudar asique no

-bien, y en... -se quedo pensando -Lengua, allí no te va mal

-No porque todos los trabajos que nos mandan, los hago de mi vida como fashionista y creo que tienen que quedar perfectos 

-Bueno, que tal si inspiras ese don que tienes en las otras materias

-Mmm... no lo había pensado de esa forma. Sabes que amiga, eres un genio

-lo soy -alardeo ella.

-Bien chicos, espero que todos hayan estudiado las paginas que di la semana pasada del libro, porque tendremos un examen justo ahora -dijo el señor Mc Adams

-¿Que? eso no es justo -reclame -usted no dio ningunas paginas

-Lo hice, Stella saca tu lapiz y guarda tu cuaderno -el me indico mientras escribía la hora en la pizarra, eran las 8:45 -Tienen menos de media hora para hacerlo, es el examen mas corto que les he hecho asique por favor no reclamen -mi sexto sentido me indico que estaba mirando hacia mi, yo estaba buscando alguna cosa que me ayudara en este examen. 

-Mi vida no podría ser peor

-Los ejercicios son los mismos que paso la clase pasada, deberías acordarte -me dijo mi amiga Lindsay 

-Pues no -fruncí el ceño -mi padre va a matarme

-Deja de alegar -me dijo ella

-Bien -me quede callada en mi asiento y en cuanto recibí la hija intente recordar lo que el profesor nos había enseñado la clase pasada. Era algo de figuras geométricas o sacar ángulos de no se que... mire la hora en el reloj, eran a penas las 8:48, me quedaba toda la hora por delante o al menos cuando diga que dejemos el lápiz en la mesa.

Estaba en tercer año de secundaria, pero solo me quedaban algunos meses para terminarlo. Genial, no hallaba la hora que empezara el verano y estar bajo los rayos solares. Aunque vivía en una ciudad que no tenia mucha temperatura, a mi en especial me fascinaba el circulo amarillo que iluminaba nuestros días, podría estar horas bajo el sol y yo podría ser la chica mas feliz de la tierra.

Mi casa es de dos pisos, gris con ventanas blancas con un patio por detrás que lo ocupo en los días de  verano para tomar junto a la piscina.

Mi padre y yo vivimos en Boston, mas específicamente en Massachusetts, en una pequeña pero hermosa casa a fueras de la ciudad. Tiene un hermoso parque cerca de mi casa, esta lleno de arbole, flores, también tiene un lago gigante que en invierno se congela y con los chicos nos fascina patinar sobre el hielo.

Mi padre, una persona carismática, protectora, tiene mucha paciencia y me quiere un montón. El es grande, alto, su pelo es rojizo, sus ojos color caramelo, y tiene mucha barba. Siempre usa unos pantalones beige y una polera blanca. Yo siempre le digo que tiene que cambiarse porque eso no me ayuda a ser una chica a la moda; cuando salgo con el todo el mundo se da cuenta...

-¡Fuera lapices! -Grito el profesor -pasen sus hojas al del puesto de adelante, revisare sus exámenes en cinco minutos. Quiero silencio.

¡Oh no! ¡No hice el examen! ¡Tendré una F! ¡Mi padre va a matarme!

-Toma -me dice mi compañero de atrás -pásalo

-espera, aun no termino

-dije silencio -dijo el profesor mirándome

-Bien -iba a pasar mi examen al otro compañero cuando se me ocurrió una gran idea. Tome mi lápiz y rápidamente copie el examen de mi compañero, le cambie algunas lineas y signos.

-Oye que haces -me dijo el

-sshh... -le susurre -me lo agradecerás después

-Pero...

Termine de hacerlo rápidamente y le pase los exámenes a mi compañera de adelante. Había copiado y lo había hecho bien. Mire a las chicas, Ashley estaba riéndose y Lindsay solo me estaba mirando con la ceja arqueada. Preferiría una D a que una F. 

(***)

-¿Que piensan que seria el tema de la fiesta? ¿Disfraces? -dijo Amber una de las chicas de nuestro grupo. Estábamos en el gimnasio esperando la hora de deporte, sentadas en las gradas. 

-Sin tema sera, tiene que ser rápido. Recuerden que es una fiesta improvisada -dijo Lindsay

-Pero aun así debemos hacer algo ¿No creen? -dije mirándola a todas

-¿Como que? -dijo Lia. 

-¿Que piensan de solo decorar la casa? -dijo Lindsay

-¿Por que tan aburrida?

-Porque después tendremos que limpiar todo y recuerden que mañana es jueves, estaremos en clases y tu padre descubrirá todo -me quedo mirando.

Me quede pensando... como siempre ella tenia razón -bien, no se hará nada.

-Pero Stella, no puedes ser tan aburrida -me dijo Ashley

-Es mi casa y yo decido que se hace, no se hará nada. solo sera una pequeña fiesta, sin desorden y el primero que lo haga esta fuera, entendido -todas me miraron -no puedo dejar que mi padre me castigue hasta el dia del baile. tengo un hermoso vestido que mostrar. 

-bien -dijeron todas resignadas, Lindsay estaba sonriendo.


Para gimnasia no fue mucho lo que hicimos, nos toco correr por alrededor de la cancha para calentar y luego la profesora decidió que seria mejor que jugáramos al Volleyball, yo no quería jugar pero me hicieron hacerlo igual. 

Ella dijo que estaba muy ocupada.

Menuda tonta.

Estaba dentro del grupo de siete integrantes. Me pusieron en la posición central, que quiere decir que tengo que bloquear o rematar rápido y ademas de cubrir que la pelota no caiga fuera de la linea, o sera punto para el equipo contrario. Tocaron el silbato y comenzamos a jugar, mi compañero Luca era el que sacaba asique me agache para que no me golpeara en la cabeza como en una ocasión en que tuve que ir a la enfermería.

Nosotros eramos el grupo que estaba en el lado derecho, es decir, que las gradas estaban a nuestro lado derecho.

-¡Stella! -Grito Margaret -¡Atenta!

-Estoy lista -dije. Realmente era uno de los juegos que me gustaban y que era buena. No me gusta el deporte porque me hace sudar mas de la cuenta lo cual no quiero, pero este era uno de los juegos en que no tenia que hacer mucho, solo golpear la pelota con mis manos o brazos. ademas había hecho comprar a mi padre las rodilleras y las coderas y con el uniforma me veía muy bien.

La pelota luego de que revotara en Margaret, paso a mi asique levante las manos el cuelo formando un triangulo entre mis dedos anular y pulgar; y la empuje hacia arriba, esta cayo en el lugar de mi amiga Lindsay que la paso hacia el otro lado intentando que cayera en el suelo para que diera punto pero uno de los chicos se tiro al suelo para levantarla y así seguir con el juego. 

Estaba esperando a que la pelota me llegara cuando por el rabillo de mi ojo note algo extraño. Una persona estaba en la ultima fila de las gradas mirándome. Con los brazos cruzados en su pecho y las piernas separadas a la altura de los hombros. 
No podía ver con claridad dado que en la ultima filo no llegaban las luces del gimnasio. Esta persona me miraba fijamente como si me acechara o me estuviera vigilando. De pronto me sentí un poco mareada, mi vista se estaba volviendo borrosa y no entendía por qué. 

-¡Stella! ¡La pelota! -me gritaron mis compañeros

-¿Ah? ¿Que? -volví la vista al juego algo mareada y confundida. la pelota cayo a mi lado revotando mientras se salia de la cancha

-¡Punto! -gritaron los chicos del equipo contrario mientras gritaban de felicidad

-¡Stella! -me gritaron mis compañeros enojados

-Lo siento chicos -dije mientras volví mi vista a las gradas, la persona que me estaba mirando anteriormente ya no se encontraba allí. en ese momento me entro un escalofrió que ocurrió todo mi cuerpo

-¿Estas bien? -me pregunto Lindsay que se venia acercando -tienes cara de haber visto algo horroroso

-no es nada -dije sonriendo -solo que me duele un poco la cabeza

-la cabeza te va a seguir doliendo si sigues distraída y nos hagas perder -me dijo Ariana, una de las chicas que no soporto

-no seas así Ariana -le dijo Jacob - Stella ¿Te sientes bien?

-la verdad es que no mucho, me siento cansada

-pero no hemos jugado ni veinte minutos -dijo Lucas

-seguramente dice eso para no jugar -dijo Elizabeth

-¿Que pasa chicos? -vino hacia nosotros la profesora -¿Por que han detenido el juego?

-Solo que Stella se siente un poco mal -dijo Lucas

-Stella ¿Que pasa? -ella me toco el hombro mientras me miraba con el ceño fruncido -¿Quieres dejar de jugar? Ya sabes que...

-lo se, lo se... -respire profundo y luego solté todo el aire que estaba en mi cuerpo, ahora me sentía mejor -estoy bien 

-¿Estas segura? Puedo decirle a alguien que te lleve a enfermería -dijo mientras trataba de tomar mi temperatura con su mano

-no, estoy bien -dije sonriendo. Ahora de verdad que me sentía mejor y tenia ganas de seguir jugando -comencemos chicos -dije sonriendo

-bien, pero cualquier cosa me dices. tienes un poco de fiebre

Fruncí el ceño pero no quise que los chicos pararan el juego -ok


El juego comenzó y seguimos jugando. El equipo contrario a nosotros saco y me puse en posición para golpear la pelota, se la pase a Jacob y este a Lindsay para que saltara fuerte e hiciera un punto. 

¿Que era eso? ¿Era una persona o que? ¿Me miraba a mi? y lo mas importante ¿Por que me había sentido tan mal después de mirarlo?

Es como que de alguna forma extraña, como si de alguna manera se hubiera robando mi energía. 

Luego del juego y que nos cambiáramos a nuestras ropas, nos fuimos al campus de la escuela para almorzar algo. en mi bandeja de comida había una rica ensalada que contenía todos los nutrientes necesarios para darme energías y seguir con la vida. Con nosotras se sentaban los chicos lindos que jugaban fútbol. Estaban Jacob, Lucas, Anthony, Arthur y Elliot. 

-¿Y cuando es el próximo juego? -les pregunte a los chicos

-El viernes en la tarde, estamos de locales

-Eso es fantástico -dijo Ashley -¿A que hora es?

-A las siete de la tarde -dijo Jacob -vendrán ¿Verdad? -me quedo mirando 

-Claro que si, por algo preguntamos ¿No?

-Genial -dijeron ellos

-Oye Stella, allí va Eric -me dijo Ashley

-¿Donde? -dije mirando por todos lados

-Allí, caminando hacia el árbol 

-Genial, vuelvo enseguida chicos -tome mi bandeja, mis cosas y me fui donde ya estaba Eric sentado en el árbol -Hey Eric

-Hola Stella -dijo con una de las sonrisas que me derretían

-Puedo sentarme contigo?

-Si claro -dijo sacando su mochila de al lado

-¿Como estas? -le pregunte 

-Bien y ¿Tu? Supe lo que te paso en Ed. Física. ¿Estas bien?

Se preocupa por mi -pensé emocionada. 

-Bien, no se lo que me paso en realidad. Todo fue muy rápido

-Dijeron que te veías como si hubieras visto un monstruo o algo así

-Solo que estaba pensando en lo que me dirá mi papa si descubre todo. 

-¿Que hiciste ahora?

-Aun no he hecho nada. Solo que esta noche tengo fiesta en mi casa.

-¿Fiesta? ¿En dia de escuela? ¿Que? ¿Acaso te levantaron el castigo?

-Nunca he estado castigada, no seas malo -lo empuje para el lado -¿Vendrás? Así no te la pasas con esas chicas feas con la que siempre estas. 

-Esa chica fea es mi prima Stella 

-Mm... bueno -dije tomando agua de mi botella -¿Entonces vendrás?

-Aun no me han invitado -dijo con tono triste

-Te estoy invitando ahora tonto -le dije riéndome

-A bueno, quizás me pase por tu calle 

-Vamos sera genial -dije que quizás

-Que malo eres conmigo, merezco cariño 

-A ¿Si? Y ¿Por qué?

-Porque soy la chica mas bella del planeta

-Eso es cierto -dijo el mientras me quedo mirando a los ojos. ¿Acaso había soñado lo mismo que yo esta mañana? Me ponía ansiosa cuando escuchaba eso de él.

-Finalmente te diste cuenta -dije rompiendo la tensión 

-Pero no dije que te dejaría de molestar -dijo tomando un pequeño tomate de mi plato mientras se lo comía

Le sonreí y luego volví la vista hacia las chicas que me estaban mirando mientras me hacían señas con los ojos

Esta noche sera genial 

2 comentarios:

Lιzzιє Gяoѕѕι at: 19 de febrero de 2016, 22:37 dijo...

Estuvo genial el capi, sigue pronto plz

isaarocioo at: 13 de septiembre de 2016, 2:19 dijo...

SEGUIRE ESTA HISTORIA EN WATTPAD. SIGUEME @ROSECALIOPE

Publicar un comentario

Translate

Seguidores

Seguir por Email

Vistas en total

Mis blogs